Restauración de fachadas en Barcelona

Con los años los diferentes rincones de un inmueble se van deteriorando, por supuesto,  esto incluye la fachada, uno de los espacios más llamativos de una casa o un edificio.

Los daños que se generan en las fachadas radican en dos factores concretos: la climatología y el curso de los años. Por esta razón es que la rehabilitación y reforma de fachadas en Barcelona es una necesidad periódica para todos los inmuebles.

En el caso de los edificios, la rehabilitación o reforma debe realizarse al menos cada 20 o 25 años a fin de reparar las irregularidades causadas por el paso del tiempo y los efectos meteorológicos (lluvia, sol, contaminación…).

¿Por qué rehabilitar o reformar fachadas en Barcelona?

Cuando estamos frente a una casa o un edificio lo primero que vemos es su fachada, ¿cierto? Bueno, de este primer ese punto básico radica la importancia de rehabilitar y reformar cualquier paramento exterior de un inmueble

Sabemos que no estamos diciendo nada nuevo, pero la primera impresión vale oro, especialmente si se trata de un negocio. Así que mantener en buen estado la parte exterior de las instalaciones de tu empresa podría proporcionarle un valor añadido.

Rehabilitación de fachadas

La estética no lo es todo

Claro está, la necesidad de acudir a un equipo de expertos para la rehabilitación y reforma de fachadas en Barcelona responde a temas estéticos.

Pero… hoy día la renovación de la parte exterior de un edificio o una casa no obedece únicamente a necesidades estéticas, sino también a temas de eficiencia energética, ahorro de dinero y otros factores como:

  • Garantizar la vida y seguridad del inmueble.
  • Evitar un empeoramiento de los daños detectados y tener que pagar rehabilitaciones más caras.
  • Aportar soluciones técnicas que permitan un mantenimiento fácil y sencillo.
  • Impedir que se devalúe el inmueble y hacer que su valor patrimonial aumente (si estás plateando vender la casa o el edificio).
  • Disminuir el consumo energético del inmueble.

Ya conociendo estos factores, no está demás decirte que una rehabilitación o una reforma de fachadas no es un trabajo que deba realizarse con indiferencia.

 

¿Qué tener en cuenta para rehabilitar o reformar una fachada?

Antes comenzar a rehabilitar una fachada hay que considerar varios aspectos para conseguir buenos resultados.

  • Lo primero que se debe hacer es evaluar el estado de la fachada para identificar las irregularidades o desperfectos que tiene. Eso sí, la verificación tiene que hacerle una especialista en la materia.
  • Luego hay que determinar cuáles son los arreglos que se deben realizar, así como decidir qué materiales y técnicas se requieren para ello. Lógicamente, estas últimas decisiones dependerán del estado de la superficie exterior.
  • También es importantísimo tener en cuenta otros factores como los permisos que se necesitan, la cantidad de trabajadores o si hay necesidad de usar o no un andamio para la reforma de la fachada, por ejemplo.

No importa qué fachada se va a tratar, este procedimiento debe realizarse. Y no olvides que la rehabilitación y reformas de fachadas en Barcelona siempre requerirán de una inversión y la asistencia de un equipo profesional.

 

Comentar