Sistemas de seguridad para trabajos de altura

A la hora de llevar a cabo cualquier tipo de labor profesional, la seguridad es un factor que cobra una importancia fundamental, especialmente en determinados ámbitos. Así, es importante recordar cuál es el material de uso en los trabajos verticales.

El sistema de seguridad debe constar como mínimo de dos cuerdas, cada una de ellas con sujeción independiente; una de ellas actúa como medio de acceso, de descenso y de apoyo, y la otra como medio de emergencia.

Por supuesto, los trabajadores deben contar con los arneses adecuados, fabricados con materiales de la mejor calidad y adaptados a ellos, los cuales se conectan a la cuerda de seguridad.

Las normas técnicas resultan de gran utilidad a la hora de determinar cuáles son las medidas correctoras de evaluación de riesgos y elegir el EPI (equipo de protección individual) que mayor grado de protección ofrezca a los trabajadores en las diferentes operaciones.

EPI trabajos verticales

Material de uso en los trabajos – EPI obligatorio

  • Arnés: se conoce como tal al dispositivo de prensión del cuerpo que proporciona un sistema de protección contra caídas desde una determinada altura muy efectivo. Existen cuatro tipos: anticaídas, de asiento, de sujeción y retención y de salvamento.
  • Descensor: el descensor es uno de los dispositivos más importantes a la hora de realizar cualquier tipo de trabajo vertical. Y es que permite a los trabajadores mantener el control de descenso a lo largo de la línea de trabajo.
  • Bloqueador de mano: este dispositivo permite a los usuarios ascender por la línea de trabajo, deslizándose en sentido ascendente.
  • Bloqueador de pecho: funciona de una manera muy similar al bloqueador de mano, aunque no está diseñado para detener una caída.
  • Anticaídas deslizante: estos dispositivos para trabajos verticales evitan las caídas de los trabajadores. La normativa actual que estos deben poder desplazarse de forma libre por la cuerda de seguridad en al menos un sentido.
  • Equipo de amarre: es la parte del sistema de protección cuya principal tarea es la de conectar el arnés con un punto de anclaje, por lo que juega un papel clave.
  • Casco: el caso es un elemento fundamental en cualquier tipo de trabajo en altura ya que protege a los usuarios ante la caída de objetos, así como frente a golpes contra objetos inmóviles.
  • Cuerdas: las cuerdas deben estar fabricadas en poliamida y en la gran mayoría de los casos se dividen en dos partes: el núcleo y la funda.
  • Anclajes temporales: se encargan de conectar una línea de anclaje a la propia estructura objeto del trabajo.
  • Conectores: son aquellos dispositivos que cuentan con un mecanismo de apertura y se utilizan para conectar diferentes componentes.

Equipamiento para trabajos verticales

¿Existe EPI opcional?

Además, para determinados trabajos existen dispositivos EPI que son opcionales, como las cuerdas dinámicas o las poleas, entre otros. Sin embargo, este punto lo abordaremos próximamente, hablándote de este tipo de equipo así como del no EPI.

Esto es todo lo que debes saber sobre el material de uso en los trabajos verticales. Es importante prestar especial atención a la seguridad en este tipo de tareas para velar por los trabajadores, así como por la propia estructura en la que se está realizando la operación.

Todas las compañías deben cumplir la normativa al pie de la letra en términos de seguridad.