limpieza de humedades en fachadas

Uno de los inconvenientes más comunes en las fachadas son las humedades. Así que no te sorprendas cuando en las paredes exteriores de tu hogar aparezcan manchas oscuras, verdín, hongos o moho.

Claro está, la aparición de humedades crea una apariencia poco agradable en nuestros hogares, pero…. esta no es la raíz del problema; factores como el moho o el hongo suelen ocasionar daños en las estructuras internas de las fachadas.

En Top Verticals ofrecemos este servicio de limpieza de humedades para las fachadas por si es de vuestro interés.

Es por ello que recomendamos hacer una limpieza de humedades en la fachada de tu casa de manera periódica para evitar daños irreversibles. ¿Cómo? Te explicamos.

Cómo limpiar las humedades de la fachada

Las jornadas de limpieza de humedades en las fachadas son necesarias cada cierto tiempo para que se mantenga en buen estado y conserve un aspecto que resalte.

Ahora bien, hay dos formas de limpiar las fachadas de hongos, moho o manchas negras:

La primera es con agua a presión, eso sí, este método es ideal cuando el problema de moho no es muy grave o no está muy adherida a la fachada.

Esta actividad consiste en retirar los residuos generados por la humedad con una manguera a presión desde la parte superior hasta el final de la fachada. Procura llevar los restos a un desagüe porque estarías propiciando la aparición de moho u hongos en otras zonas.

Aunque este método también tiene otra variante que es el uso de arena, incluso se dice que es más efectivo por sus partículas abrasivas.

La segunda opción supone usar algún producto químico que se emplea cuando hay presencia de vegetación en la fachada.

¿Con qué frecuencia debo limpiar la humedad de la fachada?

La regularidad con la que debes aplicar la limpieza de humedades en la fachada dependerá de diversos factores.

Por ejemplo, si varias partes de la fachada están en áreas oscuras o con mucha sombra lo recomendable es limpiar con manguera una vez al mes.

Ahora en caso de que esta parte de la casa esté expuesta al sol resultará muy difícil ver moho u hongos causados por la humedad, de manera que con limpiar la fachada dos veces al año será suficiente.

Cómo evitar las humedades en fachadas

Es verdad, limpiar las humedades de la fachada ayuda a conservar la estética de nuestra casa, sin embargo, por más que limpiemos lo más seguro es que vuelvan a aparecer con el paso del tiempo.

En este caso, lo mejor  que puedes hacer es proteger la fachada de las humedades. Por esto recomendamos que escojas un buen hidrofugante que no es más que un tratamiento que  impermeabiliza la fachada por completo.

Y es que, cuando aplicas un producto hidrofugante de calidad le brindas protección a tu fachada, sea de piedra, ladrillo, hormigón o monocapa, pues éste penetra en la fachada protegiéndola de las humedades.

De hecho este tipo de productos destacan por ser transpirables y evitan el desgaste de la fachada con el curso de los años.

Ya dicho esto, ¿te gustaría dejar esta tarea en manos de profesionales? Ponte en contacto con nosotros y te ayudaremos a conservar tu fachada en buen estado.

Comentar