Aislamiento térmico hogar

En esta ocasión vamos a dedicar nuestro blog a un servicio que se considera secundario y que, por este mismo motivo, muchos usuarios ni se plantean. Descubriremos hoy los beneficios del aislamiento térmico de paredes, de manera que puedas comprobar cómo algo tan sencillo puede mejorar considerablemente tu nivel de confort.

¿Qué es el aislamiento térmico de paredes?

Como su nombre indica, se trata de un un servicio en el que, con la inclusión de materiales aislantes, hacemos que las paredes actúen de una manera mucho más efectiva a la hora de realizar un aislamiento de la temperatura, tanto de la interior como de la exterior. Así, mantenemos la temperatura que conseguimos en nuestro hogar y no dejamos que nos afecte la de fuera, ya sea alta o baja.

¿Qué nos ofrece el aislamiento térmico de paredes?

Veamos qué cuatro motivos te van a hacer decidirte rápidamente a disfrutar de unas paredes aislantes.

Mejora nuestra calidad de vida

La calidad de vida va a mejorar en muchos aspectos gracias a cosas como que, con el aislamiento térmico:

  • La temperatura es menos cambiante, lo que se traduce en un mayor confort y también en una menor posibilidad de sufrir enfermedades comunes como resfriado.
  • La evasión de la humedad del exterior y una temperatura controlada en el interior dificultará la aparición de humedades, lo cual, además de ser antiestético y requerir de servicios de limpieza, desinfección, pintura e incluso obra, es insalubre.
  • Como veremos después, este servicio también nos aísla del ruido, lo que sigue aumentando nuestra calidad de vida y confort en el hogar.

Ahorramos energía

Uno de los principales motivos que llevan a nuestros clientes a decantarse por esta opción es, además de mantener la temperatura (que es el objetivo obvio y evidente del aislamiento térmico), el hecho de ahorrar energía. Todos sabemos que las facturas energéticas son cada vez más altas y, evidentemente, nadie quiere hacer frente a esos pagos si se tiene la oportunidad de evitarlos.

Evidentemente, el hecho de que la temperatura interior, da igual si es frío o calor, no se escape, y el que la temperatura exterior no entre y vicie el ambiente, hace que tengamos que gastar considerablemente menos en energía.

Aumenta también el aislamiento acústico

Como ya habíamos adelantado, la decisión de disfrutar de una mayor estabilidad térmica incluye, queramos o no, el hecho de que también nos aislemos del ruido. Así, el sonido del tráfico será menor, los gritos nos resultarán menos molestos y los momentos en los que se realicen obras serán menos difíciles.

Aislamiento acústico

Es un servicio rápido

Por lo general, este servicio es muy rápido y sencillo de realizar. De hecho, lo común es no tener ni que abandonar el lugar mientras realizamos el trabajo. La obra es bastante sencilla y, además, poco sucia.

Así, queda de manifiesto que los beneficios del aislamiento térmico de paredes son más que suficientes como para que todos nos animemos a implementarlos en nuestros hogares.

Comentar