Mejor aislante termico

Los aislantes tradicionales vienen utilizándose desde hace años para realizar trabajos de aislamientos térmicos en viviendas, edificios y oficinas. Estos materiales son la lana de vidrio, lana de roca, poliestireno extruido o expandido, espuma de poliuretano, etc. Ahora, la pregunta es ¿funcionan? Sí, de hecho aún se siguen recomendando.

Sin embargo, debemos tener presente que la tecnología sigue avanzando y no se ha olvidado del mundo de la construcción y las reformas, por lo que se ha creado un nuevo producto que está ofreciendo resultados novedosos e innovadores.

Estamos hablando de los aislantes reflexivos, pero… ¿es mejor que los aislantes tradicionales? No te apartes de este artículo y lo descubrirás.

Características que debe tener un aislante

Antes de hacer alusión sobre cuál es el mejor aislante térmico que existe hoy día, merece la pena precisar las características a tener en cuenta en el momento de escoger un aislante en específico:

  • La resistencia térmica del aislante en función al nivel de aislamiento necesario.
  • La resistencia a la humedad, al agua o inconvenientes relacionados como bacterias, moho…
  • El tamaño que abarcan ante el espacio disponible en la superficie donde se va a instalar el aislante.
  • Si sus propiedades se mantienen con el paso de los años para que el aislante garantice una buena durabilidad.
  • Comprobar que su instalación no sea difícil.

 Aislantes reflexivos vs aislantes tradicionales

Los aislantes reflexivos suelen ser termo-acústicos y aportan una mayor resistencia térmica a pesar que tienen un espesor menor. Por lo tanto, cuentan con un tamaño más reducido, sin embargo, son iguales o más eficaces que los aislantes tradicionales.

Bien, ten en cuenta que cuando hablamos de que son termo-acústicos nos referimos a que ofrecen aislamiento tanto térmico como acústico, disminuyendo el ruido aéreo y de impacto.

Otra característica inmejorable de los aislantes reflexivos es que no ocupan mucho espacio y son bastante flexibles, ligeros y manipulables, de manera que cualquier persona puede instalarlos sin acudir a ayuda profesional.

Honestamente no existe ningún aislamiento tradicional en el mercado que conjugue tan bien todas estas características y propiedades, incluso nos atrevemos a asegurar que los reflexivos son más duraderos.

Ojo, el hecho de que ofrezcan estas prestaciones no quiere decir que siempre son la mejor opción, hay casos en los que puede venir mejor instalar un aislante tradicional. Aunque si la prioridad es alcanzar un aislamiento súper eficaz, lo ideal es instalar ambos.

Es importante saber que en algunos de nuestros servicios utilizamos este tipo de aislantes.

Veredicto final: Los aislamientos térmicos reflexivos

Como ya imaginarás, el aislante térmico más recomendado en estos tiempos son los reflexivos. Si todavía tienes tus dudas al respecto, te vamos a compartir sus características más relevantes:

Tamaño

  • El grosor oscila entre 3 y 30mm.
  • Su espesor es reducido, pero la superficie habitable es mayor.

Ahorro energético

  • Reduce el gasto en calefacción y aire acondicionado.

Calidad

  • Más aislamiento en un menor grosor.
  • Ofrece una buena resistencia térmica y durabilidad.

Salud

  • No genera alergias ni irritaciones en la piel.
  • Evitan la aparición de bacterias y hongos.

Instalación

  • Su mantenimiento es fácil, así como su transporte e instalación.

Seguridad

  • Es resistente al agua y al vapor de agua. Impiden las condensaciones y derivados de humedad.

En definitiva, el mejor aislante térmico es el reflexivo gracias a que sus propiedades y sus prestaciones son más avanzadas.

Si tienes alguna duda sobre los aislantes reflexivos o tradicionales, puedes contactar con nosotros.

Comentar