Mejorar aislamiento termico

Una vivienda mal aislada o que simplemente tenga unas ventanas inadecuadas no te permitirá disfrutar de una estancia agradable, ya que durante invierno sentirás más frío y en verano más calor, además consumirás más energía en la climatización de tu hogar.

Tal y como puedes ver, de estos tres puntos radica la importancia de mejorar el aislamiento térmico de tu vivienda, esto sin contar la necesidad de abogar por un mundo más sostenible.

Dicho esto, vamos a enfocarnos en algunos sistemas que puedes aplicar para optimizar el aislamiento de tu vivienda.

Principales sistemas para optimizar el aislamiento de la vivienda

Aislamiento térmico inyectado en cámaras

Empecemos por el método más rápido y cómodo para aumentar el aislamiento térmico de tu vivienda. Sí, hablamos del sistema de inyectado en cámara que no es más que la realización de un conjunto de perforaciones en la parte interior o exterior de la fachada.

En estas perforaciones se inyecta el aislamiento térmico usando una manguera especial. Lo bueno de aplicar este método es que no requiere de mucho trabajo.

Aunque, al inyectar el aislamiento, al introducirse mediante leves perforaciones, no existe forma de probar que la colocación sea uniforme. En otras palabras; no podemos estar seguros de que el asilamiento se haya repartido de manera eficiente dentro de la cámara.

¿Qué hacer? Bueno, recomendamos utilizar fibra de celulosa en lugar de espuma de poliuretano porque es una alternativa más barata, más fácil de inyectar y hasta resulta más amigable con el medio ambiente.

Aislamiento térmico interior mediante trasdosado

¿Quieres hacer una reforma integral en tu vivienda? Esta es la mejor opción en estos casos; y es que la instalación de aislamiento térmico a través de trasdosados se constituye, por lo general, de paneles aislantes (de celulosa, lana de roca, corcho…).

Bueno, estos paneles se adosan a la fachada que luego se recubre con una capa de pladur, ladrillos o panales de madera para que no se vean.

Al momento de ejecutar este sistema, tendrás dos alternativas:

  • Tradosar totalmente la hoja interior de fachada de tu vivienda antes de colocar el aislamiento térmico. Este método no es tan complicado y es bondadoso para el bolsillo, pero perderás al menos unos 7 cm de espacio de la pared a aislar.
  • Derrumbar la hoja interior de fachada para rehacerla, introduciendo el aislamiento térmico. Se trata de una obra bastante compleja que demanda el conocimiento de profesionales en la materia. Eso sí, no perderás ningún centímetro de espacio.

Aislar techos y suelos para evitar puentes térmicos

Cuando realmente se decide mejorar el aislamiento térmico de tu vivienda, lo recomendable es que acudas a un técnico y el procedimiento se haga de manera exhaustiva. Entonces, ¿por qué no aislar el techo y el suelo? Claro, esto dependerá de cada casa.

El hecho es que incorporar el aislamiento térmico con un falso techo o reforzar el aislamiento de la cubierta (si se trata de una vivienda unifamiliar) podría venirte mucho mejor.

En caso de que hayas ampliado el salón, añadido una terraza o extendido la cocina incluyendo un tendedero, es posible que el suelo y el techo de estos espacios requieran de un aislamiento térmico.

Pero esto es algo que debe ser consultado con un arquitecto porque a veces estas estancias están expuestas al exterior y no suelen necesitar un aislamiento.

Ten en cuenta que a veces no es la mejor decisión tener toda tu vivienda aislada si la energía se va a escapar a través de un punto crítico como una terraza o un tendedero que se ha añadido en el interior y no se ha aislado completamente.

El aislamiento térmico de la vivienda es un servicio que ofrecemos y puedes pedir tu presupuesto sin compromiso.

En definitiva, estas son algunas de las soluciones para mejorar el aislamiento térmico de tu vivienda. Ahora si quieres saber más acerca del tema, no dudes en consultarnos, nosotros estaremos encantados de ayudarte.

Comentar