Por más que pasen los años, todavía hay quienes ven los trabajos verticales como un oficio diseñado para personas con habilidades especiales. Pero, ¡se equivocan!, por lo que hoy vamos a desmentir las leyendas que rodean a esta actividad.

¡Estás arriesgando tu vida!

Para comenzar aclaremos que este trabajo no es un deporte extremo o de alto riesgo como el alpinismo, la espeleo o la escalada. Así que dedicarte a esta actividad no quiere decir que tu vida “penda de un hilo” todos los días.

No, no, y no, una persona que realiza trabajos verticales como profesión está más segura que aquellos que practican estos deportes. Eso sí, estar en un edificio colgando de una cuerda requiere de una preparación.

Si no eres escalador no puedes optar por el trabajo

Mentira y más mentira, aunque este mito tiene sus antecedentes; pues hace algunos años atrás los profesionales que realizaban trabajos verticales solían practicar algún deporte de montaña.

Pero, la verdad es que esto nunca ha sido un requisito, cualquier persona puede participar en un curso de trabajos verticales, sean soldadores, pintores, albañiles, fontaneros…

Debes cobrar un montón de dinero

Cuando dices que tu trabajo es vivir colgado de una cuerda, siempre habrá quien te diga “hombre seguro ganas mucho dinero por ello”. ¿Quieres saber la verdad? Esto tampoco es así.

Si te preguntas la razón, permítenos comentarte que este tipo de trabajo no tiene convenio propio, incluso cualquier negocio relacionado con este sector se tiene que escoger que la actividad a realizar: limpieza, metal, construcción, etc.

En resumen, las condiciones salariales por este trabajo son idénticas a la de los trabajadores empresas no verticales.

Con la certificación ANETVA no puedes trabajar en el extranjero

Prepárate a escuchar esto una y otra vez, así que cuando te digan que la certificación ANETVA no sirve para trabajar fuera de España, aclárales los siguientes puntos:

  • Esta certificación, a pesar de ser emitida por una asociación española, es válida para trabajar en cualquier país que pertenezca a la Unión Europea (UE).

 

  • ¿Por qué? Porque cumple con las demandas exigidas por la directiva europea 2001/45/CE.

 

  • La certificación ANETVA no tiene nada que envidiarle a la IRATA, ya que ambas sirven para trabajar en tierras foráneas.

 

  • Muchos se confunden porque la certificación IRATA suele ser la más solicitada por las empresas europeas que piden este tipo de servicios.

 

  • Hay más certificaciones legales que sirven para hacer trabajos verticales en el extranjero, además la certificación no es tan importante cuando lo que más van evaluar las empresas es tu desempeño.

Ya estás advertido, ¿verdad? Bien, no te extrañe cuando alguna persona venga con alguna de estos mitos una vez que sepa que eres un técnico de trabajos verticales o se entere que tienes intenciones de incurrir en esta actividad. Lo que si puedes explicarles, son las ventajas y desventajas de los trabajos verticales que te explicamos en este artículo.

 

Comentar