¿Qué son y qué ventajas tienen los trabajos verticales?

Desde épocas antiguas los trabajos verticales han estado presentes en las diferentes construcciones que conocemos.  Y es que básicamente, este tipo de obras consiste en realizar trabajos en alturas.

Hoy día, hay dos maneras de hacer estos trabajos verticales: la primera; usando el método antiguo de trabajos en alturas utilizando andamios y, la segunda; aplicando al método moderno sin andamios.

Aunque, como debes imaginar, el método preferido en estos tiempos es el moderno porque representan un ahorro en costes, rapidez y mucho más. A continuación vamos a conocer realmente qué son los trabajos verticales y qué  ventajas ofrecen.

¿Qué son los trabajos verticales?

El trabajo vertical no es más que la aplicación de diversas técnicas para trabajar en altura, ya que –por lo general- se requiere del uso de anclajes, cuerdas y máquinas de progresión para poder realizar la obra en zonas de difícil acceso.

Esto significa una cosa importante; estas técnicas se aplican en esos trabajos donde los métodos tradicionales no funcionan.

Ventajas de los trabajos verticales

Como ya lo mencionamos, los trabajos verticales aportan una serie de beneficios. Vamos a conocerlas:

Ofrecen mayor comodidad

El hecho de que puedas trabajar en alturas sin el uso de andamios ni estructuras fijas, quiere decir que  podrás realizar la obra sin ocupar un espacio considerable en la calle,  por lo que no tendrás que solicitar un permiso especial en el ayuntamiento por ocupar la calle.

Pero, la cosa no termina acá, tampoco arruinarás el aspecto del edificio, evitarás robos por el dócil acceso, no obstruirás la visión de las personas mediante las ventanas y ahorrarás tiempo en montaje de andamios.

Otro aspecto que supone mayor comodidad es que ni los materiales ni las herramientas tendrán que pasar por el interior de la obra para poder trabajar. Porque sí, todo se cuelga en cuerdas de sujeción, algo que no resultará molesto para los clientes.

trabajos en alturaAgilidad,  rapidez y eficacia

Estas son algunas de las ventajas principales de los trabajos de altura, gracias a que todas estas técnicas permiten una mejor movilidad, lo que se traduce en mayor rapidez y eficacia en la construcción de la obra.

Desde luego, también hay que añadir que puedes acceder a cualquier área de un edificio que se pretenda rehabilitar.

Un servicio seguro

Puede resultar difícil de creer, pero los trabajos verticales son los que menos reportan accidentes. Y es que por muy peligroso que parezcan, estar sujeto a arneses y anclajes para realizar una obra de construcción representa una técnica muy segura.

Claro está, hablamos de un trabajo seguro, siempre y cuando sean profesionales los que se encarguen de realizar estas actividades. Pues, para aplicar este conjunto de técnicas es necesario formarse y contar con una serie de certificaciones.

Ahorro de dinero

Ya lo dijimos al principio del artículo, con estos trabajos ahorras gastos en el transporte y montaje de aparatos especiales. En palabras más directas; no necesitarás cubrir costes en montajes de andamios.

Estamos seguros que a través de este post te ha quedado muy claro qué son los trabajos verticales y qué ventajas ofrecen tanto a los clientes como a las empresas constructoras. Ahora, si tienes alguna duda al respecto, puedes consultarnos sin compromiso.

Comentar