Las grietas: ¿Cuáles son sus causas y posibles soluciones?

Quizá esté de más comentarlo, pero creemos que es necesario repetirlo; las grietas son un problema muy común tanto en las casas como en los edificios. Pero, de lo que sí no estamos seguros es que conozcas el origen de estas aberturas, ¿sabes por qué aparecen? Te contamos.

Para empezar, debemos destacar que las grietas pueden aparecer por diferentes motivos, así  que hay que prestar mucha atención a estas fisuras, especialmente a cómo van avanzando.

¿Por qué se debe estar atento? Simple, para hallar la solución e impedir que el inconveniente empeore. Dicho esto, a vamos a ofrecerte más detalles al respecto.

¿Qué tan graves pueden ser las grietas?

La mejor forma de descubrir si las grietas representan un problema grave es vigilar el desarrollo de éstas, es decir, cuánto crecen y a qué velocidad.

Aunque, nuestro consejo es que acudas a un especialista en trabajos de rehabilitación para que compruebe las causas, plantee sus posibles soluciones y tome las medidas para prevenir la reaparición de estas fisuras.

No te vamos a mentir, en los edificios es normal que aparezcan grietas con el curso de los años, pero algunas son inofensivas y no todas tienen el mismo origen.

Y como podrás imaginar, no tiene sentido reparar estas aberturas de manera superficial sin antes descubrir sus causas porque lo más probable es que vuelvan a aparecer.

Los origines de las grietas y  los asientos diferenciales

El principal origen de las grietas radica en una irregularidad de la cimentación de la estructura de una edificación, o mejor conocida  como asientos diferenciales.

¿De qué trato esto? Bueno, un asiento diferencial es un leve desplazamiento de las distintas partes de una estructura que es causado por un asentamiento irregular.

Los factores que producen estos asentamientos pueden ser los siguientes:

  • Árboles o vegetación en los alrededor.
  • Cambios en los usos del edificio.
  • Cimentación mal calculada.
  • Cimentación del edificio en terreno inadecuado.
  • Descenso del nivel freático.
  • Excavaciones o vibraciones en terrenos cercanos.
  • Secado del terreno a causa de las altas temperaturas o sequía.
  • Proliferación de las plantas o cargas de la estructura.

Para poder descubrir cuáles de estos factores son los causantes de las fisuras, hay que hacer una inspección técnica del edificio con el técnico o especialista deberá realizar un análisis geotécnico de la obra y conocer detalladamente cómo se construyó el edificio.

Cómo se reparan las grietas

Al determinarse el origen de las fisuras es posible hallar la solución a este problema. Eso sí, se tendrá que actuar con cierta prisa porque la seguridad estructural de la obra está en riesgo, así como también la de los ocupantes.

La reparación de las grietas puede realizarse mediante múltiples técnicas. Una de las más usuales es el reforzamiento de la cimentación a través del micropilotaje y la consolidación del terreno cercano mediante la inyección de resinas expansivas.

Esperamos que con este post te hayamos ayudado a comprender mejor el origen de las grietas, y que realmente es necesaria la intervención de un técnico profesional para identificar la raíz del problema y ofrecer las posibles soluciones.

Comentar