tipos de edificacion

Al momento de querer realizar una obra en el edificio, casi siempre está la duda acerca de qué tipo de obra es  y si es necesario solicitar una licencia. Lo primero que debemos aclarar es que cualquier intervención por muy mínima que sea requiere de  su respectivo permiso.

Pero la pregunta es ¿qué tipos de obras de edificación existen? La lista es larga, así que te aconsejamos que tomes papel y lápiz para que las apuntes y no se te olviden. ¡Empecemos!

Obra mayor

Una obra mayor es aquella cuyo nivel de complejidad técnica y constructiva es tan elevado que necesita la elaboración y aprobación de un proyecto técnico y visado.

Dentro del reglón de obra mayor podemos incluir las siguientes ramas:

  • Obra nueva: se trata de una alteración o reformación física de una edificación existente, quizá para incrementar su volumen, superficie o cambiar su estructura.

 

  • De reconstrucción: tiene como propósito de la reposición del edificio preexistente a través de una nueva construcción, sea total o parcialmente desaparecido.

 

  • De sustitución: en este tipo de obra se derriba una edificación o parte de ella para erigir una nueva construcción.

 

  • De ampliación: como la misma palabra lo indica el objetivo de esta obra es ampliar o aumentar la superficie construida original.

 

  • De nueva planta: consiste en una nueva construcción que se realiza sobre solares vacantes.

 

Obra menor

Son obras que se pueden realizar con una gran sencillez técnica y escasa entidad constructiva que, por lo general, se resumen en obra de simple decoración, reparación, ordenación o cerramiento. La decoración y pintura puede ser de exteriores e interiores.

Obras de edificación existente

No es muy difícil deducir que de qué van este tipo de obras; pues están basadas en mejorar, cambiar, restaurar o mantener el edificio en las mejores condiciones posibles en términos seguridad, salubridad y ornato.

Las obras de edificación existente pueden clasificarse en obras de conservación, mantenimiento, consolidación, acondicionamiento y restauración.

Obras de reforma

Las obras de reforma de edificación no son más que un proceso de cambio que puede involucrar la apariencia o la funcionalidad de un estructura, es decir, una transformación en la forma, tamaño o ampliación de la estructura que se realizan con el fin de remodelar o incorporar otros usos.

Resulta conveniente destacar que las reformas casi siempre responden a necesidades de preservación y mantenimiento de la edificación. De hecho se pueden clasificar en obras de reformas totales, parciales o menores.

Obras de urbanización (ordinarias)

Cuando hablamos de obrar de urbanización ordinarias nos referimos a las obras no municipales que son de corte complementario o puntual, y que no son necesarias incluirlas en un proyecto de urbanización.

Por lo general, estas obras se hacen con fines de conservación y mantenimiento.

Obras de parcelación

Suelen incluir toda agregación, división o división sucesiva o simultánea de terrenos en dos, tres, cuatro o más lotes.

Obras de demolición: total o parcial

Quizá esté de más explicarlo, pero igual debemos destacar que estas obras se basan en la destrucción de manera planificada (total o parcial) de una edificación.

Ahora que conoces más acerca de los tipos de obras de edificación, ¿qué tal si compartes este post para que más personas pueden resolver sus dudas como lo hiciste tú? 😃

Comentar