tipos de sistemas antipalomas

No nos sorprendería que tengas en mente instalar un sistema antipalomas en el edificio donde vives; pues los daños que generan estas aves en las instalaciones de estos inmuebles son devastadores.

Ahora, la pregunta es ¿qué tipo de sistema antipalomas instalo para ahuyentar y evitar que estas aves regresen al edificio? La verdad es que existen muchos métodos que pueden resultar muy útiles.

El detalle es que cada método tiene sus propias características, así que es importante conocer cómo funcionan para que elijas el que más se adecúe a tus necesidades. ¡Vamos a conocerlos!

Púas antipalomas

Las púas antipalomas es uno de los sistemas más reconocidos tanto por su efectividad como por lo amigables que resultan para el bolsillo. Y aunque muchos piensen que están elaborados para pinchar, lo que realmente hacen es entorpecer la pose de las palomas.

Los materiales que suelen usarse para elaborar estas púas son el alambre o metacrilato y se utilizan para cubrir zonas estrechas poyetes o cornisas.

Mallas antipalomas

Las mallas antipalomas son bastante efectivas porque impiden el acceso de las aves a los sitios de anidación o poses, protegiendo las grandes  superficies del edificio. Por lo general, estas mallas están fabricadas con en polietileno de alta densidad.

Cintas reflectantes

Son cintas plásticas de colores que van cambiando de tono y destella al mismo tiempo que  giran o se agitan; este movimiento genera confusión y perturba la visión de las aves. ¿Te decimos la verdad? Este sistema es muy efectivo en sitios de anidación.

Hilos antipalomas

Son hilos de aceros cubiertos de nylon o silicona que se tensan a través de la técnica de acción de un muelle, lo que hace que las palomas no puedan posarse sobre él.

Y es que estos hilos no brindan la estabilidad necesaria para apoyarse sobre sus patas. Eso sí, este método antipaloma se ubican en cornisas o posaderos.

Geles pegajosos

Al leer la palabra “pegajoso”, quizá pienses que se trata de un método que consista en atrapar al ave, pero no es así; la función de este gel es entorpecer la estabilidad del animal hasta que se vaya del lugar.

Otro buena noticia de estos geles es que no suelen ser corrosivos ni tóxicos y tampoco emanan malos olores.

Repelentes químicos

Los repelentes químicos antipalomas vienen en forma de laca transparente y se aplican en ventanas, aleros, balcones…

Pero, ¿cómo funcionan? Bueno, dejan un residuo que resulta molesto para  las palomas, aunque la composición de estos productos no es corrosiva y es fácil de remover.

Cañones de ruido

Se trata de dispositivos electrónicos que producen detonaciones ahuyentando a palomas y todo tipo de animales en espacios abiertos, ya sean en azoteas, cultivos, naves industriales, etc. Estos cañones funcionan con gas butano o propano.

Otros sistemas electrónicos

Los cañones de ruido no son los únicos aparatos electrónicos antipalomas, también existen sistemas de luz estroboscópica, imitación de rapaces, cañones ultrasónicos y otros dispositivos que sirven para ahuyentar a estas aves.

Mucho de estos sistemas se activan tras percibir la presencia de estas aves mediante sensores de movimiento.

Señuelos

No son más que reproducciones de aves depredadoras que están hechas de madera como águilas, búhos y halcones, los cuales se colocan en los sitios afectados para asustar a las palomas.

Estos sistemas antipalomas pueden arrojar buenos resultados en un primer momento, pero cuando las aves se percatan que no son atacadas dejan de ser efectivos.

¿Quieres saber más detalles acerca de estos métodos y conocer cuál es el que mejor se adapta a tus necesidades?, ponte en contacto con nosotros y te brindaremos la asesoría que necesitas. J

Comentar